jueves, 18 de diciembre de 2008

Across the universe

Esperaba pasarselo bien y olvidar los problemas, las discursiones, los celos, las desconfianzas, las mentiras... en definitiva, olvidarla a ella.

Entramos en el bar dispuestos a beber, hablar, cantar y hacerle olvidar.

Pero el maldito ambiente se volvió contra él.

Las luces blancas como pequeñas estrellas, como luciernagas giraban por toda la sala al compás de la guitarra que acompañaba la dulce voz cantando un ''Nothing's gonna change my world''

Le miré, casi lloraba.
- Ella cantaba esta canción.
- Anda, vamos fuera.

Y en una oscura parada del bus nos quedamos los dos sentados cantando a los Beatles, mientras sus lágrimas caían a plomo por su rostro.


Sentados en el frio, sin saber si queríamos que nuestro mundo cambiara o no.

(Foto a la pared del baño del Standard)

2 comentarios:

Linkshändig dijo...

Mola.

A mi no me gusta recordar experiencias pasadas. No se aprende de las experiencias con las personas, porque cada una es diferente.

Un beso, cariño!

PD: Haré un día tarta de queso y nos la engulliremos los dos.

Te quiero, mi vida!

Galadriel dijo...

(8) Words are flowing out like endless rain into a paper cup...(8)
jorrrrrr, qué bonita Across the Universe!!!!!!!(L)Me acbas de hacer ponerme a escuxarla xD

Un saludo alcalaína.