lunes, 29 de diciembre de 2008

Mafia

Salimos de casa.
Yo cerré la puerta.
Él sacaba un par de cigarros.
Me puso uno de ellos en los labios y me sonrió.

- ¿Tienes fuego, cariño?
- ¿Para tí ?, siempre nena.

Nos besamos.

-¿Lo llevas todo?

Sujetó el cigarro entre los labios y comprobó bajo la chaqueta, petaca a la derecha, calibre 45 a la izquierda.

- Todo, nena.

Yo le coloqué bien la corbata mientras él me agarraba por la cintura.

- Ten cuidado.
- Tranquila, cariño.

Le abracé muy fuerte contra mi.

- Te quiero.
- Te amo.

3 comentarios:

luna dijo...

Preciosa,

mañana es posible que quedemos en Madrid, voy a avisar a Paula y a Marta, y a Guille y quizá a otros de mi clase. Está aquí mi Pablo, y se vuelve pasado mañana a Almería. Vamos a pasar el día de museos y comeremos en algún Chinaco! Me gustaría presentároslo porque seguro que a tu chico y a ti os cae bien, otro fan de bukowski ex estudiante de filosofía, con pulmones enamorados y ojos de hachis.
Ya tienes mi tlf.
A ver si hay tiempo y nos vemos un ratillo, mafiososss.

Beso de 2009.

Marta dijo...

Si Marta no va yo tampoco.

Además esto que he dicho es algo muy lógico porque yo me llamo Marta.

Vente, nena, con tu chupa de cuero.

luna dijo...

si, tia





mira que guapa sale pauuuulita