viernes, 9 de enero de 2009

El hombre que sabía a caramelos.

El señor y la señora Spoon
ambos del pueblo de WestFest,
se conocieron en la confitería
que regentaba el padre de él.

John Spoon, sonrisa de azucar,
para a sus padres ayudar,
trabajaba en el comercio
con alegría peculiar.

Y a la joven Lilli Pop
sabía encandilar
con ensaimadas que John
daba para desayunar.

Lilli pasaba en la tienda
mañanas de desayuno,
meriendas, postres, cafés
y cenas de horario nocturno.

Y fue en una dulce noche
sobre nata, fresas y azucar glass,
entre birutas y bariloche
donde fue concevido Frank.

Durante el embarazo
los antojos fueron constantes,
salvados con tazas de té
o chocolate al instante.

Y un día soleado
por fin nació el joven Frank.
El peso y la talla del niño
fueron del todo normal.

Sin embargo el doctor extrañado
contundente sentenció:
- No me lo explico, pero este niño
en almibar se creó.

- Disculpe doctor,
¿me podría explicar
si esto afectará a mi niño
de forma peculiar?

- La verdad, no tengo idea alguna,
es el primer caso que encuentro
de traer al mundo un niño
en celofán envuelto.

El joven Frank Spoon
jugaba con piruletas,
se criaba sano y fuerte
y sin ninguna rabieta.

Pues ¿qué niño pequeño
podría romper a llorar,
si hasta sus propias manitas
eran un dulce manjar?

Y así creció nuestro niño
y llegó a ser mayor
un hombre del que las chicas
decían que era un bombón.

Frank, un hombre muy amado
dulce como algodón,
simpático y sonriente
galletita de sabor.

Con sus brazos y piernas
espirales de color
dulces de caramelo
como un rico bastón,

alimentaba a los niños
a los que siempre admiró
por comer las golosinas
con infinito primor.

Y poco a poco Frank Spoon
delgadito se quedó
En un palo de madera
flacucho, fino y chupón.

Pues todos los niños saben
que al acabar el sabor
en medio de los caramelos
hay un palo sin color.

Pero Frank por hacer felices
a la gente de WestFest
sacrificó su dulzura
y sonriente se fué.


*Deivid, va por tí.

1 comentario:

Paula dijo...

Es happy y triste a la vez. Sólo puedo decir que me ha encantado. Debes ir a leer algún domingo, y sobre todo preséntate a algún concurso de esos!!Muakas múltiples to my best friend;)