martes, 27 de enero de 2009

Mirando las estrellas.

Orion brillaba anoche sobre el IES. Antonio Machado (antigua Universidad Laboral).
Tres estrellas alineadas que como reyes de oriente siguen a Sirio, más brillante y baja que las otras 3.
- Nunca me ha gustado Orión.
- ¿Por qué? Es muy bonita.
- Siempre ha estado ahí cuando me han pasado cosas malas. Cuando murió mi abuelo, cuando ella me dejó... Me gusta mucho más Escorpio que le ganó.
- ¿Le ganó?
- Cuentan que Orión era un gigante que paseaba con sus perros, que son otras constelaciones que no se ven ahora por la luz. Iba Orión con sus perros paseando por el bosque y trató de poseer a una ninfa. Entre tú y yo, violarla.
- Entiendo.
- Pues la ninfa por supuesto no se dejó y pidió ayuda a los seres del bosque. Entonces Escorpio le ayudó. En agradecimiento ella le elevó al cielo convirtiendolo en constelación.
Como los escorpiones, Escorpio sólo es visible en primavera y verano. Orión, por ser gigante también llegó al cielo, pero tiene miedo a Escorpio, por eso sólo es visible en invierno y en verano de madrugada, cuando Escorpio ya no está.
- Vaya...
- Además hay una cosa, y es que la estrella central de Escorpio es una Gigante Roja y parpadea en rojo.
- Es el latido del corazón.
- Sí, incluso a veces Marte se alinea con ella y se ve un punto rojo fijo. A esto se le llama Antares.
- ¡Qué bonito! Sí, a mi también me gusta más Escorpio.
- Mira, ya no se ve Sirio.
- Ya. Oye ¿y esa qué estrella es?

...

(Foto: Constelación Escorpio)

5 comentarios:

Linkshändig dijo...

Una hay que reconocer: los griegos tenían una imaginación alucinante.

TE AMO!!! TE QUIERO!!! TE NECESITO!!!

PD: Que asco y frío es el ordenador, que queda falto de expresión. Te echo de menos, mi vida.

Marta dijo...

Clases de astronomía en el blog.

Paula dijo...

Qué grande Guille. Me ha gustado la historia de Orion y Escorpio. Yo siempre tuve creí en la mitología griega;)

Galadriel dijo...

Cómo moula la mitología. A ver si te enseño un día el libraco enorme ese que te dije.
Un bissou

Flanegan dijo...

Vaya... llevaba mucho tiempo sin pasar por aquí, y ojeandolo me encuentro con esto jajaj.
Que sepas que me ha hecho mucha ilusión que te acuerdes de mis historias sobre las estrellas, que eres de la poca gente que me aguanta cuando me pongo pesado con ellas jaja.
Un beso señora! y gracias por estar ahí siempre.