sábado, 30 de mayo de 2009

La cresta de mi novio es particular.

Siempre quise tener un novio punki. Y ahora que lo tengo, no sé cómo comérmelo.

2 comentarios:

Galadriel dijo...

ay que me meoooo, qué título más bueno xD

Flanegan dijo...

jajajaja siempre quise tener cresta y nunca me atreví por miedo a no volver a entrar en casa... mola mola!