domingo, 18 de abril de 2010

La tontería.

Se me ocurrió en un momento, yo que sé, si te digo la verdad no lo pensé bien. Quizá sea mejor así,¿no? Pero ya estamos como siempre con el ¿impulso o razón?
Mira yo no sé mucho, pero o impulsas o no disfrutas y si en el impulso no piensas.... Huston, tenemos un problema. Vinieron las repercusiones.

Iba a amanecer y parecia que el mundo se acababa, que el famoso volcan islandes nos iba a comer con patatas si no nos comiamos el mundo nosotros antes. Conclusión, que me fui con él.

Llovía y él no se daba cuenta, había charcos y yo no sentía los pies. Los camareros no invitaban a chupitos de tequila. Yo ya tenía la cena en los tobillos. Él tenía un pelo bonito y el volumen de la música no me dejaba pensar más.

Nos dió la estupidez, si esque no hay que darle más vueltas. Lo pasamos bien, no hicimos daño a nadie.

Lo peor ha sido enterarme de su nombre al mirar mi nuevo tatuaje.

1 comentario:

Linkshändiger dijo...

"Llevaba la comida en los talones"?? La habías vomitado!!!!!

Los hay que en vez de tatuajes se hacen pendientes. jajajajjaa

Te quiero, mi amoooolll