viernes, 7 de mayo de 2010

Letras por las que merece la pena vivir.


Hace algún tiempo en este lugar
donde hoy los bosques se visten de espino,
se oyó la voz de un poeta gritar:
Caminante no hay camino,
se hace camino al andar.

Caminante no hay camino- Serrat:

No hay comentarios: