lunes, 19 de julio de 2010

Pablo y la Montaña






Todos seremos polvo, pero algunos serán rocas, montañas, riscos y paredes.

Pablo, que viajó por el mundo de montaña en montaña no podía acabar su vida de otra manera que en una de ellas.

Se nota su ausencia, lo noto en los ojos de los que rodean, en los gestos, en sus vasijas de barro. Se nota su ausencia.

1 comentario:

Linkshändiger dijo...

No le conocí, pero por lo que sé era una gran persona.

Me acuerdo de unas frases, creo que de Quevedo, de Discursos y Sueños. No la pongo por no ser morboso.

Lo siento mucho.

Un saludo a todos.