viernes, 26 de noviembre de 2010

Cuando cualquier cosa sirve de micro.

No sé si seréis de los mios, pero yo al menos soy de las que por menos de nada coge un cepillo del pelo, un movil, un bolígrafo...lo que sea y canta a voz en grito esas canciones que te desgarran el alma.

Si aún no lo habéis hecho nunca yo os lo recomiendo, y si podeis, mejor hacerlo en compañía porque se disfruta el doble.

No importa cómo cantes, si mejor o peor, grave, agudo, si haces gallos o si tu voz es la de la pura Whitney Houston.
Lo más importante, la clave del momento es que la canción te llegue, es dejarse la piel y el alma en ella.
No tiene por qué ser una canción que te guste mucho, ni de tu artista favorito, pero es muy muy importante que sientas la letra, para poder darle ese toque melodramático que es lo que hace que en ese momento te transformes en la diva/divo que todos llevamos dentro. (porque todos todos todos llevamos un/a div0/a dentro)

Yo recomiendo esta actividad porque al menos para mi, cantar con algún amigo "desgarrándonos el alma" es una de las cosas que más me gusta hacer y que más divertida y reconfortante me parece. Además de dejarte momentos y gente grabados en la cabeza para siempre: viajes en tren a León, praderas en Edimburgo, parques extremeños, saltando en la cama en Londres, clases de la universidad, viajes en el coche...

Y bueno ahora voy a poneros algunos de los temazos que tengo en mi lista de grandes éxitos para momentos en que cualquien cosa sirve de micro.

Os pongo los links por si quereis recordarlos.

-El gran Antonio Flores con sus 7 vidas de Gato, a duo con Alex en la uni.
-Mariah Carey con una canción que en pocas palabras lo dice todo, Without You
-El duo dinámico con este canto a la valentica: Resistiré
-Whitney Houston con una canción legendaria: I will always love you
-La más grande, Rocio Jurado, cantado Como yo te amo
-Mecano:Una rosa es una rosa para gritar y dar palmas en un coche

3 comentarios:

Paula dijo...

El clavileño orquestado a capella;)

Linkshänder dijo...

Yo no soy de cantar. La última vez que lo hice, mi perro, el más manso del mundo, me arrancó las cuerdas vocales de un mordisco.

Te quierooooooo

singingmorning dijo...

Clavileño orquestado a capella, amazing!!!