domingo, 22 de febrero de 2015

American Sniper (El Francotirador) - Así lo veo yo.

¿Qué sabemos de Chris Kyle si ponemos su nombre en Google? Texano, militar, casado, padre de dos hijos, asesinado por un veterano, héroe de guerra, el tirador más letal de la historia de Estados Unidos, desplegado en la guerra de Irak se le atribuyen un número de muertes a dedo de su gatillo, que varía según lo grande que se hace su imagen de héroe nacional apodado "Leyenda".


Acostumbrada a la filmografía de Clint Eastwood como director. Los personajes antiheroes, cerrados en si mismos, duros y toscos por fuera, que aspiran a ser algo que quizá no son. Que quieren mostrarse fríos y fuertes, pero que por dentro tienen el corazón blando como la mierda de pavo. Personajes que jamás llorarían en presencia de un compañero, personajes que nunca se rompen pero que ya están rotos, muchas veces, por dentro; esperaba ver una gran potencia interior del personaje creado por Eastwood para la película American Sniper (El Francotirador).

Un hombre al que apodaron "Leyenda" y cuyo país tiene por héroe cuando su trabajo y heroicidad era disparar a matar cuantas más personas mejor es un personaje que podría dar para mucho.

La película cuestiona el sentido de la guerra, la moralidad, la frialdad del francotirador en pocas secuencias respecto al total del film. Y aún dejando a un lado la moralidad del trabajo de un francotirador o las cuestiones políticas, pocas veces sabemos qué siente o piensa Chris Kyle. La dualidad del marido-padre-hermano-compañero/tirador se ve más en los personajes secundarios que en el propio protagonista. ¿Alguien que le conociera va a contar tras su muerte alguna debilidad del tío más duro de América? Quizá nunca sabremos qué es lo que realmente sintió Chris Kyle a través de la mirilla y por eso nos queda esta imagen que nos han dejado de él o la que él quiso ofrecer: FRIALDAD.

Cuando acaba la película y tras tanta bandera americana realmente me quedé como si hubiera pagado 8€ por ver una americanada con un tio bueno pegando tiros, pero pensé: ¡Clint no puede ser! ¿Acaso si Chris Kyle no hubiese muerto, no habría llegado a ser tu protagonista de Gran Torino?.
Por eso creo que puede que no fuese aún el momento de hacer esta película. Es una historia demasiado reciente. Puede que no pudiera hacerse una película más amplia a la "Leyenda", al tirador más letal de la historia de Estados Unidos. Todo un país se le echaría encima a Eastwood. No a todo el mundo le gusta que se humanice a sus ídolos.
Puede que Clint Eastwood se haya tenido que ceñir a lo que su país le pedía, dando sólo pequeñas pinceladas críticas, muy entre lineas, que cuestionan al héroe y lo vuelven un humano cargado de errores como el que más.
O Puede que eso es lo que yo quiero creer para no creer que Eastwood se ha olvidado de los antiheroes.

No hay comentarios: